Cómo llegar a Copenhague

Copenhague es una de las ciudades europeas mejor comunicadas, pues es la que mayor tráfico recibe de todos los países escandinavos, y por su carácter de capital posee buenas conexiones tanto de transporte público como a través de autovías y autopistas e incluso por mar.

Avión despegando en Copenhague

Avión despegando del aeropuerto de Copenhague.
Fotografía: Thomas Rousing (CC)

No obstante, dada la distancia entre España y Dinamarca, la forma más rápida, cómoda y económica de llegar a Copenhague es, sin duda, el avión.

En avión

  • Norwegian, aerolínea low cost, ofrece vuelos directos desde Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante, Palma de Mallorca, Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura.
  • Vueling, también de bajo coste y perteneciente al mismo grupo que Iberia, tiene vuelos (la mayoría con escala en Barcelona) desde Málaga, Oviedo, Menorca, Bilbao, Alicante, Santiago de Compostela, Sevilla y Madrid.
  • Iberia también opera vuelos directos desde Madrid y con escala desde Barcelona.
  • SAS (Scandinavian Airlines) cuenta con vuelos a diario entre Madrid y Copenhague (con escala en Munich o en Frankfurt).

El vuelo directo a Copenhague desde Madrid dura unas 3 horas y media.

En tren

No hay conexiones directas a Copenhague en tren desde España. Si aún así quieres ir en tren desde España, hay trayectos desde Madrid y Barcelona hasta Copenhague, pero con parada en París y Hamburgo, lo que alarga considerablemente el viaje.

Tren de TGV

Interior de un tren de TGV.
Fotografía: Simon Pielow (CC)

Los trenes de Intercity y TGV-Europe unen Copenhague con las principales ciudades europeas, como París, Ámsterdam, Berlín o Hamburgo (que cuenta con varios trenes directos diarios a Copenhague), por lo que si te encuentras en otras ciudades europeas es más factible acercarte hasta la capital danesa.

En coche

Aunque de entrada pueda parecer una locura, hay quien se atreve con una ruta en coche por Europa y decide llegar hasta Dinamarca. Realmente, aparte de la distancia, no hay muchos más inconvenientes, pues las carreteras que atravesamos entre España y Dinamarca son completamente seguras.

Llegar en coche a Copenhague

Llegar en coche a Copenhague también es posible.
Fotografía: whatleydude (CC)

En todas las autopistas de Dinamarca hay que circular las 24 horas con las luces encendidas. Las autopistas están señalizadas con una “E” seguida de dos números.

Una vez en Dinamarca, para llegar hasta Copenhague hay que entrar la isla de Sealandia: a través del paso de Øresund (unos 15 kilómetros), en ferry o a través del puente de Storebæltsbroen (6 kilómetros -es uno de los puentes más largos del mundo), que une la península de Dinamarca con la isla de Fyn y esta, a su vez, conecta con Sealandia. En los tres casos habrá que abonar las tasas correspondientes en función del tipo de vehículo que llevemos.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter