Transporte en Copenhague

El transporte público de Copenhague cuenta con una infraestructura moderna y muy eficiente. Gracias al metro, el tren y los autobuses se puede llegar a cualquier lugar de la ciudad de forma rápida y puntual, con una comodidad añadida: todos comparten el mismo billete.

Andén de metro en Copenhague

Pasajeros bajándose del metro.
Fotografía: News Oresund (CC)

El propio Aeropuerto de Copenhague-Kastrup está conectado directamente al centro por metro y tren (en un trayecto que apenas dura 20 minutos) por lo que el transporte público es la mejor opción para moverse por la capital danesa.

Metro

La red de metro de Copenhague, inaugurada en el año 2002, es muy rápida y llega a todos los lugares de interés turístico a pesar de contar con solo dos líneas. ¿Su mayor ventaja? Funciona las 24 horas, los 7 días de la semana.

Autobuses

Los autobuses son una buena alternativa para llegar a aquellas zonas de Copenhague que no cubre el metro o el tren. Hay varios tipos de autobuses (regulares, exprés, nocturnos y acuáticos) y el precio es el mismo para todos ellos.

Taxis

Aunque es el medio de transporte más caro, también es el más cómodo, sobre todo si viajas con mucho equipaje. Te  contamos cuánto cuesta y te damos algunos consejos para que no tengas ningún problema a la hora de coger un taxi en Copenhague.

El sistema de zonas

Utilizaremos el mismo billete para montar en cualquier transporte público: tren, metro o autobús.

Toda la red de transporte público de Copenhague se organiza mediante un sistema de zonas, y el billete que paguemos dependerá de cuántas zonas atravesemos para llegar hasta nuestro destino.

Billete de transporte de Copenhague

Billete de transporte público de Copenhague, donde se indican las zonas.
Fotografía: Yusuke Kawasaki (CC)

No te asustes: se trata de un sistema fácil de utilizar mientras tengas claros algunos conceptos básicos:

  • Para orientarte, en todas las estaciones de metro y tren y en las paradas de autobús encontrarás un mapa de la ciudad dividido en zonas de diferentes colores, cada una con una tarifa distinta.
Mapa del metro de Copenhague

Mapa del metro de Copenhague. Fuente: www.visitcopenhagen.com

  • Entendiendo el mapa: los mapas situados en las estaciones se dividen en 9 zonas de colores que siguen una disposición de anillos. Cuanto más alto sea el número, más lejos estamos del centro de la ciudad. Estas zonas están separadas por líneas blancas (donde se indica el nombre de cada estación).
  • No hagas caso de las numeraciones del 1 al 95 (son solo para los residentes que tienen abonos mensuales), solo fíjate en las 9 zonas de colores.

¿Cómo calculo la tarifa que tengo que pagar?

Cada color es una tarifa, y para saber cuál debes pagar tienes que fijarte en la zona donde se encuentra la estación de destino. El precio que marque esta zona será el del billete que necesites para viajar hasta allí.

Por ejemplo: el centro del Copenhague es la zona 1 y el aeropuerto la zona 4. Si queremos ir desde el centro al aeropuerto tendremos que pagar el precio que indique la zona donde se sitúa nuestra estación de destino, es decir, el precio de la zona 4.

Tren en Copenhague

Interior de un tren local de Copenhague.
Fotografía: David Avoura King (CC)

  • Ten en cuenta que el mínimo de zonas por el que tendrás que pagar es de 2 (que es el billete más barato, el de 24 DKK para adultos y 12 DKK para menores de 16 años).
  • Según el número de zonas que tengas que atravesar, el billete tendrá una duración determinada (por ejemplo, el de 2 y 3 zonas dura una hora, el de 4, 5 y 6 dura hora y media, y así sucesivamente).
Para visitar los lugares de interés turístico, te bastará con un billete para 2 zonas.

Tarifas

Se puede viajar con el mismo billete en tren, metro y autobús durante un tiempo determinado, incluyendo trasbordos entre ellos, siempre que el último trayecto se haga antes de que empiece el último tramo de esa hora (los billetes van marcados con intervalos de 15 minutos).

Calcular qué billete te compensará más comprar depende de cuánto vayas a utilizar el transporte público durante tu estancia en la ciudad. Estos son los tipos de billetes que existen:

Billete sencillo

El precio del billete sencillo varía en función de la zona. El más económico, el de dos zonas, cuesta 24 DKK, y el más caro, que vale para todas las zonas, 108 DKK.

El billete sencillo de dos zonas te permite moverte por prácticamente todo el centro de Copenjague. El de todas las zonas está pensado para viajar a localidades cercanas como Elsinore, Roskilde o Frederikssund.

Antes de subir al tren o al metro debes validar tu billete, para que en caso de inspección no te penalicen (la multa es de unas 750 DKK).

Billete 24 horas

Con este billete se puede viajar ilimitadamente en todos los transportes públicos (incluyendo autobuses acuáticos) y por todas las zonas durante 24 horas.

  • Adultos: 130 DKK (puede llevar gratis dos menores de 12 años).
  • Menores de 16 años: 65 DKK

City Pass de 24 ó 72 horas (zonas 1-4)

Permite el uso ilimitado de toda la red de transporte público por las zonas 1 a 4 (por lo que sirve para ir o venir del aeropuerto).

Si viajas con niños, con tu City Pass pueden viajar en transporte público contigo (hasta un máximo de dos) sin necesidad de comprarles una tarjeta a ellos.

24 horas

  • Adultos: 80 DKK
  • Menores de 16 años: 40 DKK

72 horas

  • Adultos: 200 DKK
  • Menores de 16 años: 100 DKK

Autobús de Copenhague

Autobús de Copenhague.
Fotografía: Peter Leth (CC)

Copenhagen Card

Esta tarjeta turística incluye transporte público gratuito e ilimitado durante 1, 2, 3 ó 5 días, además de entrada a varios museos y monumentos.

Flexcard (una semana)

La Flexcard es una tarjeta que TE permite viajar por toda la red de transporte público de forma ilimitada durante 7 días. El precio varía en función de las zonas que escojas (para dos zonas cuesta 250 DKK y para todas las zonas, 675 DKK).

Dónde comprar los billetes

Puedes comprar los billetes de transporte público en las ventanillas de cada estación de metro o tren, en las máquinas (que aceptan efectivo y tarjeta), en los quioscos 7 Eleven y en los autobuses (pagando directamente al conductor, pero hay que llevar cambio porque no aceptan billetes de importes altos).

También hay oficinas de venta y máquinas en la terminal de llegadas del Aeropuerto de Copenhague y en la Estación Central.

Máquina para sacar billetes

Máquinas para sacar los billetes.
Fotografía: Michael Button (CC)

Ventajas del transporte público de Copenhague

  • Hasta dos niños menores de 11 años pueden viajar gratis con un adulto que lleve billete.
  • Se puede viajar con carrito de bebé si ningún coste adicional.
  • Se puede viajar con la bici tanto en autobuses como en metro y en tren: en el metro y en el autobús hay que pagar un extra de 12 DKK (que en el autobús no se vende, hay que comprarlo en estaciones de tren o metro). En metro no se puede subir con la bici durante horas puntas, es decir, de lunes a viernes de 07:00-08:30 y de 15:30-17:00 horas. En el tren no hay que pagar ningún extra.
  • Está permitido viajar con mascotas en metro, trenes y autobuses siempre que vayan en su transportín cuyas medidas no excedan los 100 x 60 x 30 cm y pueda llevarse sobre las rodillas o a tus pies, sin ocupar otro asiento. Para poder viajar con perros de gran tamaño que no puedan ir en transportín hay que comprar un billete de niños y deben permanecer sentados en el suelo.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter