Copenhagen Card

La Copenhagen Card es una tarjeta turística de Copenhague que incluye la entrada libre a 73 museos y monumentos, además del uso ilimitado del transporte público (incluyendo metro, tren y autobuses) y algunos descuentos extra en alquiler de coches y restaurantes. También es llamada “Copenhague Card”.

Con la compra de la tarjeta os entregarán una guía, pero solo está en inglés y en danés.
Palacio de Amalienborg

El Palacio de Amalienborg.
Fotografía: Morten Mitchell Larød (CC)

¿Hay varios tipos de Copenhagen Card?

Sí; existen varias modalidades de tarjeta: para 1, 2, 3 ó 5 días consecutivos.

Además, hay dos opciones en cada caso: una Copenhagen Card para adultos y otra para jóvenes de 10 a 15 años.

  • Los niños menores de 10 años acompañados por un adulto pueden hacer uso de la tarjeta del adulto sin coste adicional (con un máximo de dos niños).

¿Cuánto cuesta cada una?

Copenhagen Card 24 horas (1 día)

  • Adultos: 379 DKK
  • Jóvenes: 199 DKK

Copenhagen Card 48 horas (2 días)

  • Adultos: 529 DKK
  • Jóvenes: 269 DKK

Copenhagen Card 72 horas (3 días)

  • Adultos: 629 DKK
  • Jóvenes: 319 DKK

Copenhagen Card 120 horas (5 días)

  • Adultos: 839 DKK
  • Jóvenes: 419 DKK

Si tienes movilidad reducida, al comprar la Copenhaguen Card tienes derecho a llevar un acompañante sin necesidad de comprar otra tarjeta ni de pagar entrada a los lugares visitados.

¿Dónde puedo comprar la Copenhagen Card?

  • La Copenhagen Card se puede comprar en todas las oficinas de turismo de Copenhague, en el aeropuerto, en las principales estaciones de tren y en algunas atracciones turísticas, como el parque de atracciones del Tivoli.

Algunos hoteles y hostels también la venden, así como las tiendas 7 Eleven.

  • También podéis comprarla con antelación por Internet; os envían una reserva al e-mail para que vayáis a recogerla una vez en Copenhague. También podéis escoger que os envíen las tarjetas directamente a vuestro domicilio, pero hay un recargo por el servicio de 60 DKK.

En nuestra opinión, lo más práctico es comprarla nada más llegar al aeropuerto, y así podéis utilizarla para llegar desde al aeropuerto hasta vuestro alojamiento en Copenhague. Si llegáis por la tarde y no queréis activarla ese mismo día para que no os lo cuente dentro del período de validez, podéis comprarla igualmente, pagar aparte el transporte hasta vuestro hotel y activarla al día siguiente.

¿Cómo funciona la Copenhagen Card?

Al igual que la mayoría de tarjetas turísticas, la Copenhagen Card se activa en el momento del primer uso (ya sea en transporte público o entrando a algún monumento), que comienza a contar como primer día de validez.

Torre Redonda de Copenhague

La Torre Redonda.
Fotografía: MPD01605 (CC)

En la tarjeta deben quedar reflejadas la fecha y hora de comienzo y el nombre completo del usuario de la misma.

Durante el período de validez de la tarjeta, podéis utilizarla tantas veces como queráis, pero solo podéis visitar una misma atracción o monumento una vez cada 24 horas (es decir, que si compráis la tarjeta de 2 días, podréis visitarlo dos veces; si compráis la de 5 días, hasta cinco veces -una cada día-, etc.).

¿Merece la pena comprar la Copenhagen Card?

Aunque con otras ciudades solemos recomendaros que echéis cuentas para ver si os compensa comprar la tarjeta turística (según lo que queráis ver y si incluye transporte público o no), en el caso de Copenhague nos atraveríamos a decir que sí, compensa comprarla, siempre que vayáis a visitar varios museos y monumentos.

A priori no parece una tarjeta turística económica (tampoco lo es la ciudad en general), pero si sumáis precios os daréis cuenta de que merece la pena adquirirla, ya que incluye el acceso a todos los lugares de interés turístico, y no con descuentos, como otras tarjetas, sino a coste cero. Además, nos sirve para utilizar ilimitadamente el transporte público de Copenhague, que es bastante caro, con lo cual la vais a amortizar seguro, sobre todo si os alojáis lejos del centro, y para ir y venir desde el aeropuerto.

¿Qué incluye la Copenhagen Card?

  • Uso ilimitado de la red de metro, tren y autobuses (incluyendo ida y vuelta al aeropuerto)
  • Un paseo en barco por el canal con Canal Tours.
  • Entrada gratuita a las siguientes atracciones (debajo os indicamos las más famosas, pero podéis ver la lista completa en la guía que os entregan al comprar la tarjeta):

  • Palacio de Amalienborg
  • Museo de Arte Moderno de Lousiana
  • Arbejdermuseet (The Workers Museum o Museo de los Trabajadores)
  • Torre Redonda
  • Castillo de Rosenborg
  • Torre del Ayuntamiento
  • Christiansborg
  • Museo Nacional
  • Ny Carlsberg Glyptotek
  • Jardines de Tívoli
  • Frilandsmuseet
  • Museo Karen Blixen
  • Museo Arken de Arte Moderno
  • Castillo de Frederiksborg (y ferry hasta el castillo)
  • Catedral de Roskilde (y su museo)
  • Zoo
  • Acuario (Øresundsakvariet)
  • H. C. Andersen Fairy-Tale House
  • Museo Danés de Arte y Diseño
  • Museo Judío de Copenhague
Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter