Christiania

Dirección: Pusher Street, 1440, Copenhague.
Cómo llegar:
• Metro: Christianshavn.

Si hay un lugar que llama la atención a todos los que viajan a Copenhague es este. La Ciudad Libre de Christiania (Fristaden Christiania) es un espacio de autogobierno -que se proclama independiente de Dinamarca- ubicado en el barrio de Christianshavn.

Christiania

Este es uno de los murales más famosos de Christiania.
Fotografía: Nynke Fokma (CC)

Esta comuna, que no solo no se considera danesa sino siquiera parte de la Unión Europea (a su salida se advierte que estás entrando en espacio de la UE), cuenta con casi 1.000 vecinos desde que se estableciera en el lugar en 1971.

Christiania

Salida de Christiania.
Fotografía: Chris Brown (CC)

El origen de Christiania

En noviembre de 1971 un grupo de daneses que buscaban un espacio abierto donde pudieran jugar sus hijos se asentó en unos cuantos barracones militares que habían quedado abandonados, dando origen a Christiania. Lo que había comenzado como una protesta social más terminó convertido en movimiento político, pues la sociedad danesa comenzó a debatir acerca del uso que debía darse a ese viejo cuartel.

Christiania

Casa en Christiania.
Fotografía: Binary Koala (CC)

Fue en el contexto de ese debate cuando el movimiento social Provo propuso adjudicarse este espacio para poner en práctica una comuna basada en sus principios.

Provo nace en Holanda como contracultura de influencia anarquista que, desde el humor y el pacifismo, ataca las estructuras tradicionales del Estado y propone medidas como la legalización de la marihuana o la lucha contra la contaminación.
Christiania

Casa de cristal en Christiania.
Fotografía: seier+seier (CC)

Desde entonces, esta comunidad libre fue creciendo en habitantes y el gobierno decidió mantenerla (o al menos, no desmantelarla) a modo de experimento social.

La controversia

Aunque la comunidad de Christiania funciona como un pequeño estado, con su propio gobierno, infraestructuras y comercios, siempre ha sufrido el acoso de la policía danesa, pues desde su nacimiento era uno de los mayores centros de Europa de tráfico de marihuana y otras drogas.

Christiania

Christiania.
Fotografía: Pelle Sten (CC)

Hasta el año 2004 la venta y consumo de marihuana era legal en Christiania, lo cual suponía un importante número de visitantes que cada día traían de cabeza a las autoridades danesas. De hecho, la zona era conocida como el Green District (“distrito verde”).

Visitar Christiania

Se puede recorrer Christiania tanto por libre como en visitas organizadas. Si vais por vuestra cuenta, os recomendamos leer las normas de la comunidad antes de entrar, y ser muy respetuosos especialmente con el tema de las fotografías, pues están prohibidas.

Respecto a la seguridad, conviene tener cuidado en la zona de Pusher Street, donde a veces tratan de vender droga al margen de la policía que, no obstante, patrulla todos los días por el lugar.

Christiania

Entrada a una casa en Christiania.
Fotografía: Maman Voyage (CC)

Por lo demás, os recomendamos recorrer de Christiania sin prisas -y sin prejuicios-, aprovechar para tomar algo en sus cafeterías o comprar algún recuerdo (ya que los precios aquí son bastante inferiores a los del resto de Copenhague debido a la ausencia de impuestos), pasear por los alrededores del lago o disfrutar de alguno de los conciertos al aire libre que organizan en verano.

Colorida, estrambótica e imprescindible, si hay una visita necesaria en Copenhague es Christiania, el segundo lugar más visitado de Dinamarca.

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter