Copenhague en Navidad

Pasar la Navidad en Copenhague es una idea estupenda si buscas la típica ciudad de postal navideña (y si te gusta el frío).

Bromas aparte, es verdad que en Copenhague las temperaturas durante el mes de diciembre son bajas, pero si vas bien equipado podrás disfrutar de la ciudad como en ningún otro momento del año, ya que se llena de un ambiente muy especial, acogedor, amable y, en definitiva, muy de cuento.

Así que si por la cabeza te ronda la pregunta “¿viajar a Copenhague en Navidad?” la respuesta es sí, sí y ¡sí!

Corre a sacar cuanto antes tus billetes, prepara gorro y bufanda y anota todas estas propuestas para pasar una de las mejores Navidades de tu vida ;)

Qué hacer: planes para pasar una Navidad a la danesa

  • Pasear por el Tivoli: el parque más famoso de Copenhague concentra durante estas fechas buena parte de la magia navideña. Además de acoger un gran mercadillo (del que hablamos más adelante), el Tivoli ilumina todas sus atracciones con preciosos adornos que convierten el lugar en un espacio no apto para Grinches. Hay puestos de comida y bebida , música en directo y juegos y entretenimiento para los niños, que aquí pueden visitar la aldea de Santa Claus.

El Tivoli en Navidad

Pasear por el Tivoli en Navidad es como perderse en una aldea de cuento.
Fotografía: Maria Eklind (CC)

  • Patinar sobre hielo: también el parque del Tivoli se instala todos los años una gran pista de hielo donde puedes alquilar unos patines para deslizarte a toda velocidad.
  • Beber un glögg: el vino caliente tan típico del centro y el norte europeos se llama glögg en Dinamarca, está aromatizado con especias y se sirve ardiendo. Imprescindible para aguantar contentos las bajas temperaturas. Lo encontrarás en cualquier puesto callejero.
  • Ver el Cascanueces: el ballet también tiene cabida en Copenhague durante estas fiestas, concretamente en el auditorio del Tivoli, donde se representa desde finales de noviembre. Un clásico que te recomendamos ver si vas a estar en la ciudad durante estas fechas y quieres disfrutar de un espectáculo inolvidable, pues el vestuario y la coreografía son inolvidables.

Los æbleskiver. Fotografía: Yutaka Seki

Los æbleskiver.
Fotografía: Yutaka Seki (CC)

  • Por supuesto, no te pierdas lo mejor de la Navidad en Dinamarca: ¡sus dulces! Prueba los æbleskiver, una especie de bollitos redondos con mermelada, las típicas galletas de jengibre, los kanelsnegl (bollos de canela) o los klejner, los tradicionales buñuelos que se suelen preparar en Navidad en todas las casas danesas.
  • Ir de compras por Strøget: esta zona peatonal llena de tiendas y restaurantes es el mejor lugar para ir de tiendas en Copenhague, especialmente en Navidad. Es difícil resistirse a sus escaparates decorados con todo detalle y que nos tientan a llenar la maleta de regalos (y autorregalos).

El Día J (J-Dag)

La cerveza tiene una importancia considerable en la dieta danesa, pero durante las Navidades, todavía más: y es que desde hace algo más de 30 años, el primer viernes de noviembre, la marca de cerveza Tuborg presenta una edición especial de cerveza navideña, la julebryg. Lo hace a la vez en todo el país y es el evento que anticipa la llegada de la Navidad para los daneses (y una excusa para juntarse con los amigos).

Mercados de Navidad en Copenhague

La capital danesa cuenta con varios mercadillos navideños que se celebran entre mediados de noviembre y finales de diciembre.

Mercados de Navidad

Los mercados de Navidad son una de las mejores atracciones de Copenhague durante estas fechas.
Fotografía: Maria Eklind (CC)

En 2016, los mercados navideños de Copenhague abren en torno al 15 de noviembre y cierran el día 22 de diciembre (excepto el mercado de Navidad del Tivoli, que permanecerá abierto hasta el 3 de enero).

Mercado de Navidad de Nyhavn

Pasear por el antiguo puerto de Copenhague es siempre un placer, pero en Navidad la zona luce aún más pintoresca con sus casas de colores decoradas con cientos de luces. Además, cuenta con un gran mercado navideño, donde se venden desde objetos decorativos y artesanía local, a comida típica danesa, dulces y bebidas, adornos para la casa o el árbol… abre a diario de 11:00 a 18:00 (los sábados y domingos hasta las 19:00 horas).

Mercado de Navidad del Tivoli

El parque de atracciones más visitado de la ciudad alberga además uno de los mejores mercados de Navidad de Copenhague: incluye decenas de puestos con regalos, comida, postres, juguetes… un auténtico paraíso para los amantes del espíritu navideño que quieran pasear entre elfos y renos varios. Abre todos los días de 11:00 a 22:00 horas (los viernes y sábados está hasta las 23:00 horas).

El restaurante Nimb

El restaurante Nimb, en el Tivoli, también se viste de Navidad.
Fotografía: Kristian Mollenborg (CC)

Mercado de Navidad de Nytorv

Este mercadillo es el más céntrico de los tres, y al igual que los dos anteriores, cuenta con infinidad de casetas de madera donde podrás encontrar desde un detalle especial que llevarte de recuerdo a una bebida con la que mantenerte calentito o un dulce para merendar. Abre todos los días de 11:00 a 19:00 horas, y los viernes y sábados alarga su horario hasta las 21:00 horas.

Nochevieja 2016 en Copenhague

Puede que pasar la Nochevieja y recibir el Año Nuevo en Copenhague esté entre tus planes. Si es así, echa un vistazo a la siguiente información para despedir el año 2016 como un auténtico danés.

A las 18:00 horas la reina Margarita pronunciará su tradicional discurso de Nochevieja, que todos los años marca la cuenta atrás hacia el año nuevo.

Decoración navideña

La ciudad se llena de árboles de Navidad y luces que le confieren un ambiente muy acogedor.
Fotografía: Maria Eklind (CC)

Tras cenar con amigos o familiares, los daneses se lanzan a las calles y abarrotan las calles del centro de Copenhague para disfrutar del ambiente antes de que el cielo se llene de fuegos artificiales para dar la bienvenida al 2017. Lo más típico es dirigirse hacia la Rådhuspladsen, la plaza del Ayuntamiento, para ver la cuenta atrás en el reloj de su torre.

Si buscas un restaurante donde cenar en Nochevieja en Copenhague, te aconsejamos que reserves con antelación. Como sucede en cualquier otra ciudad, la mayoría están abiertos durante la última noche del año y ofrecen menús especiales para la cena, pero no aceptan clientes sin reserva.

Y el día de Año Nuevo… ¿qué hago?

Puedes darte una vuelta por el Tivoli si no lo has hecho antes, ya que el 1 de enero todas sus atracciones están abiertas y es una buena ocasión para conocer el parque antes de que cierre sus puertas definitivamente durante el resto del invierno.

El Tivoli en Navidad

El Tivoli en Navidad.
Fotografía: Maria Eklind (CC)

Como el 1 de enero es festivo en Dinamarca, muchas tiendas y restaurantes permanecerán cerrados, pero puedes aprovechar para pasear por la ciudad y disfrutar de su arquitectura y rincones únicos (y siempre vas a encontrar algún sitio abierto para comer o cenar).

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter