Dónde comer en Copenhague

Copenhague se ha convertido en la última década en un referente gastronómico, en parte gracias a Noma, considerado durante varios años como el mejor restaurante del mundo por la guía Michelin. Así que como te puedes imaginar, encontrar un buen sitio donde comer en Copenhague es bastante sencillo.

Noma, el mejor restaurante del mundo

Una de las creaciones de Noma.
Fotografía: tomislav medak (CC)

Comer bien en la ciudad es muy fácil, y aunque no se trata de un destino muy económico, siempre se pueden encontrar opciones para todos los bolsillos.

Platos típicos

  • Samsø cheese: queso ahumado.
  • Mycella: uno de los quesos daneses más famoso, parecido al gorgonzola.
  • Hakkeboffer: hamburguesas típicas danesas.
  • Kraasesuppe Melbolle: sopa con buñuelos de harina y mantequilla.

Platos típicos daneses: el flæskesteg

El flæskesteg, carne de cerdo asada.
Fotografía: erik forsberg (CC)

  • Flæskesteg: asado de cerdo que suele prepararse el día de Nochebuena.
  • Frikadeller: plato a base de carne de cerdo picada, huevo y cebolla.
  • Hvid Labskovs: estofado de ternera con patatas.
  • Gravad laks: salmón marinado con eneldo, que se sirve acompañado de mostaza dulce.
  • Sild: es arenque, uno de los ingredientes más comunes de la cocina danesa. Se puede comer marinado, guisado, ahumado…
  • Svineorbrad: chuletas de cerdo rellenas.

La Carlsberg es la cerveza más famosa de Dinamarca. Fotografía: Niklas Morberg

La Carlsberg es la cerveza más famosa de Dinamarca.
Fotografía: Niklas Morberg (CC)

En cuanto a las bebidas, el vino es bastante caro en los restaurantes daneses. La cerveza es mucho más asequible y de buena calidad: las más famosas son la Tuborg y la Carlsberg, que nació en la capital danesa (y hasta cuenta con un museo propio).

Además, es muy típico de Dinamarca el Ålborg Export, un aguardiente que se bebe muy frío y hecho a base de mjød, un alcohol dulzón.

El smørrebrød

El smørrebrød es la comida más famosa de Dinamarca, y se sirve en la mayoría de restaurantes de Copenhague: se trata de unas rebanadas de pan de centeno untadas con mantequilla y acompañadas por fiambre o arenque ahumado.

El smørrebrød, el plato nacional de Dinamarca

El smørrebrød es el plato más conocido del país.
Fotografía: cyclonebill (CC)

También se sirve con salmón o anguila acompañados de pepinillos, huevo duro, queso, lechuga… al ser el plato nacional por excelencia, encontrarás, según el tipo de local, desde las versiones más sencillas hasta las más sofisticadas, con ingredientes poco comunes.

El smørrebrød es el plato más famoso de Dinamarca

El smørrebrød puede encontrarse en casi todos los restaurantes.
Fotografía: Metro Centric (CC)

Uno de los locales de smørrebrød más famosos es Slotskælderen hos Gitte Kik, que lleva más de dos siglos preparándolos. Se encuentra en Fortunstræde 4 (a 5 minutos del metro Kongens Nytorv), y abre de martes a sábado de 10:00-17:00.

Postres daneses

Los golosos no tendrán problema para satisfacer sus necesidades en Copenhague, pues la gastronomía danesa ofrece un buen número de postres a los que es difícil resistirse. Estos son los más famosos:

  • Karamelrand med is: es un flan de huevo muy parecido al clásico flan español. Está delicioso.

El Wienerbrød es uno de los postres más famosos de Dinamarca

Wienerbrød cubiertos de fresa.
Fotografía: Johan Bryggare (CC)

  • Wienerbrød: uno de los dulces más comunes en las pastelerías danesas. Se trata en una masa de hojaldre rellena de almendras y canela.
  • Jule risengrod: una especie de arroz con leche bañado con licor de cerezas (kirsch).
  • Citronfromatge: un postre muy habitual en las mesas navideñas, a base de nata y limón.

Si te gusta el dulce, hay un local muy típico si viajas a Copenhague: se trata de La Glace, una de las pastelerías más antiguas de la ciudad (y de la que al parecer es asidua la familia real danesa). Se encuentra en Skoubogade 3 (a 10 minutos a pie desde el metro Kongens Nytorv). Es bastante cara y suele estar muy llena, pero merece la pena acercarse si quieres probar uno de sus famosos chocolates servidos en jarrita.

De todas formas, por todo Copenhague encontrarás pastelerías y cafés con mucho encanto y un poco más económicos, como el céntrico Café Norden (Østergade 61; a 5 minutos del metro Kongens Nytorv) o Forloren Espresso, uno de nuestros cafés favoritos (Store Kongensgade 32; a 5 minutos del metro Kongens Nytorv).

Restaurantes recomendados en Copenhague

Hemos seleccionado algunos de los mejores restaurantes y cafeterías para comer en Copenhague. La mayoría tienen precios algo más económicos que la media de la ciudad y todos ellos están en el centro:

  • Tight (Hyskenstraede 10; a 10 minutos a pie desde Kongens Nytorv): lo mejor de este local son sus hamburguesas. También ofrece un buen menú degustación (te aconsejamos reservar).

El Tight es uno de los mejores locales de hamburguesas de Copenhague

Hamburguesa del Tight.
Fotografía: whatleydude (CC)

  • Cocks & Cows (Gammel Strand 34; a cinco minutos a pie desde Kongens Nytorv): muy cerca del Palacio de Christiansborg se encuentra este local donde se sirven unas de las mejores hamburguesas que hemos probado. Las costillas también están muy ricas. Mejor, reservar.
  • Grams Laekkerier (Halmtorvet 1; a 5 minutos de la Estación Central de Copenhague): local pequeño y muy acogedor donde se pueden comer sándwiches y una sopa de pollo con curry para chuparse los dedos.
  • Morgenstedet (Fabriksomradet 134; metro Christianshavn): encontrarás este restaurante vegetariano en mitad de Christiania. Todos los platos son sencillos, caseros y muy sabrosos.
  • District Tonkin (Gammel Kongevej 152A; a 7 minutos del metro Frederiksberg): un restaurante vietnamita con un toque nórdico, buen ambiente y unos platos deliciosos. No te lo pierdas.

Comer barato en Copenhague: ¿misión imposible?

¡No! Si tu presupuesto en la ciudad es muy ajustado, aquí van algunas opciones para disfrutar de la gastronomía danesa sin que tu cartera se vea demasiado resentida:

  • El picnic: Copenhague está llena de parques y jardines preciosos donde, especialmente en primavera y verano, puedes aprovechar para improvisar un picnic. En la mayoría de supermercados encontrarás panes y fiambres típicos e incluso platos calientes para llevar. En la mayoría de estos parques hay mesas habilitadas para comer.

Puestos de comida callejera en Copenhague

Puesto de fruta en Copenhague.
Fotografía: La Citta Vita (CC)

  • Los puestos callejeros: por toda la ciudad verás puestos de fruta, perritos calientes y el pitabrød, una especie de kebab con carne de cordero en pan pita acompañado de ensalada y salsas.
  • El Copenhagen Street Food: la mejor alternativa para bolsillos pequeños. Se trata de un mercado de comida callejera en la zona del puerto, donde furgonetas y puestos ofrecen todo tipo de platos (tailandeses, franceses, daneses…) a precios bastante asequibles. Está en Christianshavn, muy cerca de la Ópera.

A mediodía la mayoría de restaurantes tiene ofertas con menús. Otros restaurantes tienen menús especiales y descuentos para niños.

Consejos

  • Si no quieres llevarte una sorpresa con la cuenta, echa un vistazo antes de entrar a la carta con precios que suele haber fuera de todos los restaurantes.
  • Ojo con el horario: la mayoría de locales cierra la cocina a las 15:00, por lo que te aconsejamos que no vayas a comer más tarde de las 13:30. Lo mismo es aplicable a la cena: en Dinamarca se cena muy temprano, sobre las 18:00-20:00 horas (como muy tarde).

Si te ha gustado, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter