Zoo de Copenhague

Dirección: Roskildevej 32, 2000 Frederiksberg, Copenhague.
Cómo llegar:
• Autobús: nº 4A (parada de Søndre Fasanvej/Roskildevej), 6A y 832 (parada a la entrada del zoo).
• Metro: Frederiksbeg (M1 y M2).

El zoo de Copenhague, fundado en 1859 en Frederiksberg, está considerado el mejor parque zoológico de Dinamarca y recibe más de un millón de visitantes al año.

Zoo de Copenhague

En el zoo de Copenhague se pueden ver cientos de especies diferentes.
Fotografía: mcamcamca (CC)

Además de contar con una gran variedad de especies (algunas poco comunes en la mayoría de zoológicos, como los osos polares), ofrece numerosos atractivos, como la oportunidad de ver alimentar a los animales o participar en los talleres educativos que organiza para niños y mayores.

Más de 250 especies diferentes

En el zoo de Copenhague los animales están repartidos por varios espacios diferenciados, pertenecientes a distintos hábitats: tropical, nocturno, de la pampa sudamericana, de la sabana africana…

Además, el zoo de Copenhague cuenta con uno de los mejores zoos para niños de Europa, donde los más pequeños pueden interactuar con los animales, montar en poni o acariciar a las cabras.

La Selva Tropical

El calor y la humedad nos acompañarán mientras recorremos esta selva a pequeña escala, donde encontramos todo tipo de especies: cocodrilos, aves exóticas, mariposas de todos los tamaños, monos e incluso serpientes.

Zoo de Copenhague

Mariposa cola de golondrina esmeralda en la Selva Tropical.
Fotografía: mcamcamca (CC)

El Anillo Ártico

En esta zona del zoológico se reproduce perfectamente el hábitat ártico, donde podemos contemplar cómo los osos polares campan a sus anchas a través de un cristal de 15 centímetros de espesor, al tiempo que conocemos su forma de vida gracias a los paneles explicativos que acompañan el recorrido.

Zoo de Copenhague

Los osos polares son los habitantes más famosos del zoo de Copenhague.
Fotografía: mcamcamca (CC)

Gracias a la disposición del anillo, podemos rodear a los osos recorriendo un túnel de 360 grados. Además, los osos polares están acompañados por otras especies naturales del Ártico, como los frailecillos, que se zambullen en el agua desde un acantilado.

La Casa de los Elefantes

En 2008 se inauguró la Casa de los Elefantes, destinada a albergar solo ejemplares de esta especie y diseñada por el famoso arquitecto Norman Foster. Este espacio está considerado uno de los mejores del mundo en cuanto a instalaciones para elefantes, pues ofrece una panorámica muy completa de las costumbres de estos grandes mamíferos. Aquí podremos observar en primer plano a los elefantes comiendo o bañándose en la gran zona sumergida habilitada para ello.

Zoo de Copenhague

La Casa de los Elefantes.
Fotografía: Lars Juhl Jensen (CC)

El zoo de Copenhague está abierto todos los días del año, por lo que es una opción estupenda si estáis en Copenhague un día festivo (cuando cierran la gran mayoría de monumentos) y sobre todo si viajáis con niños, pues lo pasarán en grande (y aprenderán) en este espacio pensado, sobre todo, para ellos.

Horario:
  • Lunes a domingo de 10:00-16:00 (enero, febrero, marzo, noviembre y diciembre)
  • Lunes a domingo de 10:00-17:00 (abril, mayo, septiembre y octubre)
  • Lunes a domingo de 10:00-18:00 (junio y agosto)
  • Lunes a domingo de 10:00-20:00 (julio)
Precio:
  • Adultos: 170 DKK
  • Menores entre 3 y 11 años: 95 DKK
  • Menores de 3 años: gratis
Copenhagen Card: gratis.